Departamento de Evangelismo

 El Departamento de Evangelismo es la punta lanza de la Federación de las Asambleas de Dios de España, que llega a las ciudades estratégicas* de España, que aún no tienen obra de FADE, y procura junto con las Fraternidades en particular y con la FADE en general establecer la iglesia del Señor de manera integral* en dichos lugares.

El Departamento de Evangelismo, con el mapa de España delante y con la relación nominal de las iglesias ya establecidas, determinará que próxima ciudad será el objetivo de nuestro trabajo.

Contactar con la Fraternidad.

La Fraternidad donde se encuentre la susodicha ciudad, será a la que principalmente el Departamento de Evangelismo, presente una petición de compromiso.

Compartir visión y proyecto.

Tener un primer encuentro Departamento y Fraternidad, para presentar el abc de la visión y proyecto, y conseguir impulsar juntos, la intención de obra pionera.

Organizar juntos plan de desarrollo.

Aceptadas las aspiraciones de obra pionera por la Fraternidad y Departamento, entonces comenzar a trazar un plan viable para la consecución del mismo. Un plan que abarque desde la precampaña, etapa de comienzo, hasta lograr un lugar de culto, con un pastor sostenido, como etapa final. A esto lo llamamos plan integral del proyecto. Por organizar un plan de desarrollo, entendamos que sería crear un mapa que nos permita dirimir el contenido y actuaciones, de cada uno de los días de trabajo. Aún cuando por motivos obvios de cercanía y zona de natural influencia, la Fraternidades sean las primeras responsables por las ciudades que la componen, esta característica, no privará a ninguna otra Fraternidad del resto de FADE, a que por motivos denominacionales, entienda y acepte su compromiso de colaboración y participación con la extensión del Reino de Dios por España. O sea, todas deben de alguna u otra manera, en mayor o menor grado, sentir como suya cualquier propuesta de crecimiento y expansión. Para llevar a cabo el plan integral, con el que se pretende conseguir que un pastor tome la responsabilidad de una iglesia, no cabe duda que deberá ser el grueso de FADE, quién colabore también en el aspecto económico, para posibilitar dicha aspiración.

Presupuestar y movilizar recursos económicos.

Aún cuando este punto nos parezca la gran dificultad de toda visión, precisamente por eso, aceptamos y asumimos el reto de la misma. Estaremos orando y clamando al Señor, para que su provisión milagrosa y poderosa, impida que seamos condicionados en el ejercicio de la Gran Comisión a la que Él precisamente nos llamó. El Departamento espera por la gracia de Dios, encontrar los mecanismos y formas por las que conseguir los suficientes recursos económicos para cubrir las necesidades de un proyecto integral. Trabajaremos con las ideas e ingenio que Dios nos inspire, para recaudar fondos que se puedan destinar al ministerio de expansión. Departamento, Fraternidades y FADE, debieran adquirir los necesarios compromisos económicos para los proyectos integrales vigentes. El costo de cada evento será debidamente presupuestado y rigurosamente aplicado. Todos juntos buscaremos y movilizaremos los recursos económicos pertinentes.

Recabar recursos humanos.

Quienes ejecuten el programa integral de evangelismo, serán todos aquellos hermanos que logremos movilizar tanto el Departamento como la Fraternidad. Convocaremos a aquellos hermanos que a título individual o por grupos, deseen poner su ministerio al servicio del proyecto. Aún cuando por la proximidad sea más efectivo contar primero con los hermanos de la Fraternidad, ello no impedirá desear la participación de hermanos de cualquier otro punto de España. Una vez conocida la disponibilidad de los recursos humanos, haremos el reparto de los mismos según programa, en la actividad de cada día.

Movilización.

Los organizadores facilitaremos si pudiéramos, las posibilidades para su movilización. Esto implica ofrecer algún tipo de ayuda económica, al menos para cubrir gastos de viaje y manutención sobre todo la de aquellos ministerios específicos solicitados. Para facilitar la participación de hermanos (que deseen estar todo el tiempo), y más aún la de aquellos que vengan de muy lejos, tendríamos que buscar las alternativas que colaboren a ello. Algunas sugerencias podrían ser las de alquilar un piso donde residir y comer los hermanos. Ubicarlos en casas de hermanos, o en cualquier otro lugar que les permita tener los mínimos gastos. Otros quizás (los que participen en un solo día), podrán volver a su lugar de origen por su cercanía. De todas maneras oremos para que también comencemos a conocer y entender que parte de nuestras mejores inversiones económicas, pueden y deben hacerse, en la extensión del Reino de Dios. Que el dinero particular de cada uno de nosotros, puede también ser gastado en la misión.

Evaluación del progreso.

Después de dar comienzo el programa de la campaña, ir evaluando como se van dando las cosas. Reflexionar y comentar que tal estamos viendo el proceso. Ver si se están cumpliendo los planes y objetivos calculados y si los acontecimientos están llevando a buen puerto el fin propuesto. Este sería un tiempo de correcciones de rumbo, o de alineación del programa si fuere necesario.

Consolidación.

Esta área tiene que ver con el trabajo de no permitir que todo el esfuerzo y posibles resultados se nos diluyan o esfume entre los dedos de la mano como si de agua se tratara. Debemos observar muy de cerca y con toda la sensibilidad posible, las respuestas de la gente al mensaje del Evangelio e ir creando con ellos una relación estrecha y amistosa, que les facilite dar el paso de compromiso. Concentración y responsabilidad, deberán ser las dos características principales de nuestra actitud durante la Evangelización, para no malograr ningún posible fruto o atisbo de interés en aquellos que nos escuchen. Hay que tratar con la gente a diario y a diario considerar en su justa medida su grado de acercamiento a la experiencia cristiana y proceder consecuentemente.

Inauguración.

Es el momento en el que podemos con toda la satisfacción del mundo poder ver que en la ciudad en cuestión, un grupo de personas convertidas al Señor, se pueden reunir en un lugar de culto, y ser pastoreadas por un pastor que vive en la misma ciudad y que entre tanto que su iglesia es autosuficiente, nosotros podemos ayudarle en su sostenimiento.

Seguimiento.

La Fraternidad y el Departamento de Evangelismo, seguiremos dando atención y aportándo la posible ayuda necesaria a la nueva iglesia, con tal de que esta pueda seguir creciendo de una manera correcta. Determinaremos quien de cobertura ministerial a la nueva congregación, hasta haber demostrado la madurez necesaria, para su autonomía.

Evaluación.

Consistirá en reunirse de nuevo y por ultima vez, para dar como concluido el proyecto, y sacar de él cuantas lecciones podamos y gozarnos por su realidad.

Escuela de Evangelizadores

¿En que consiste la Escuela de Evangelizadores?” accordion=”accordion”]En reunir una vez al año a hermanos de toda España,preferentemente en una ciudad dispuesta a la apertura de obra pionera,para ser enseñados, entrenados y movilizados, en la evangelización. La escuela se puede realizar en cualquier ciudad de España, pero preferentemente en aquellos lugares, donde se quiera hacer un esfuerzo por establecer una nueva iglesia. Viene a durar de cuatro a cinco días. Por las mañanas se imparte la teoría, y por la tarde se hace las prácticas, evangelizando en la calle. Los alumnos pueden repetir su asistencia cada año, sin temor a recibir lo mismo, pues la enseñanza es muy variada y el profesorado también. Aparte de la Escuela de Evangelizadores, también ofrecemos a las iglesias la posibilidad de llevar a cabo en sus respectivas congregaciones, seminarios o talleres de evangelismo, en la época del año que más les convenga y con los días y horarios que mejor se ajuste a sus intereses.

Fines de la escuela o talleres de evangelismo

  • Enseñar – Formar – Motivar – y Movilizar a las iglesias, para la práctica del ministerio evangelístico, y cumplir con la Gran Comisión. Lo que se pretende con la enseñanza:
  • Presentar de forma muy sencilla y natural, los principios que el mismo Jesús usó y estableció para la evangelización.Que la evangelización se sienta como un privilegio, y no como una carga, o mera actividad litúrgica o ritualista de la iglesia evangélica. Despejar las ideas encorsetadas, erróneas y tópicas que algunos tienen sobre la evangelización, consiguiendo así una motivación correcta
  • Analizar bien el significado del término evangelismo.
  • Dejar bien claro quién evangeliza.
  • Estar al tanto de las razones para evangelizar.
  • Descubrir ilustraciones y puestas en escena que podemos usar como llamada de atención a la gente, cuando evangelizamos en la calle.
  • Como llevar a cabo el evangelismo personal.
  • Conocer los métodos para la evangelización. Todos tienen su importancia y su lugar.
  • Ver la diferencia entre evangelista y evangelizador.
  • Conocer bien al Espíritu Santo como el poder de Dios, para llevar acabo este ministerio sin excusa.
  • Y lo más importante, como conocer y adquirir la motivación correcta, para que siempre se pueda evangelizar.
  • Reunión de Evangelistas

R.E.F.

Queridos hermanos de las Asambleas de Dios de España, saludos cordiales a todos en nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. El Departamento de Evangelismo de nuestra FADE, sigue trabajando y apostando arduamente para que este ministerio sea una verdadera y poderosa herramienta en el gran almacén de recursos de nuestra denominación. Queremos trabajar conforme a los propósitos establecidos por Dios, desde lo más íntimo de su corazón. De ahí que no perdamos de vista, la siempre necesaria sensibilidad a su voz y dirección. Hace tiempo que entiendo, que Dios situó en mi corazón una inquietud. Esta inquietud, la puse rápidamente en conocimiento del Departamento y de otros ministerios, y que tiene que ver con la creación de lo que hemos dado en llamar, R.E.F (Reunión de Evangelistas de Fade).Para comprender mejor el objetivo o motivo de REF, vamos a exponer cuales son sus tres principales propósitos.

Promover el ministerio evangelístico.

Que mejor lugar para hacerlo, que desde un Departamento Evangelístico.
Identificar a los evangelistas que FADE tiene en sus iglesias. A veces y con toda humildad digo esto, hay pastores que no alcanzan a descubrir e interpretar correctamente, si sus más avezados en la evangelización, son solo unos meros destacados en este ministerio, o si son hermanos a los que les gusta un poco más que al resto la labor evangelística, o si son verdaderos evangelistas en potencia.

Queremos humildemente colaborar con los pastores e iglesias, para descubrir a sus evangelistas y crear una reunión, donde impartir alguna enseñanza sobre el ministerio, compartir experiencias, posibilitar una mutua edificación y poder promoverlos para que sean las locomotoras que tiren de sus iglesias hacia una evangelización divulgativa y sostenida. Evangelistas que puedan movilizar permanentemente a los hermanos hacía el cumplimiento de la Gran Comisión, y que mantengan candente la motivación y disposición de las iglesias para ello.

Y tercero, contar con ellos para que sean… Herramientas que el propio Departamento e iglesias FADE, puedan tener, para conseguir un trabajo más amplio y efectivo, en la predicación del Evangelio y establecimiento de la iglesia del Señor en España.

Mas evangelistas, mas evangelización

Y por último añadir, que también seguiremos ofreciendo a todas las iglesias FADE, la posibilidad de celebrar en sus respectivas congregaciones, cursos o seminarios orientados hacía la evangelización. Si a bien lo tenéis, quisiéramos poder oír de vuestro parecer al respecto. Muchas gracias.

*Por ciudad estratégica se entiende aquella desde la cual es más fácil llegar luego a las circundantes.
*Por integral se entiende que el Departamento comienza el trabajo evangelistico desde la precampaña, y lo abarca hasta la implantación del nuevo lugar de culto, con pastor sostenido.


Contáctenos

Federación de Asambleas de Dios de España
Calle Alcalá 459 Sótano (Acceso por calle Río Matarrañas)
CP: 28027 Madrid
Apartado 35083 - 28037 - Madrid
  • Teléfono: 91 741 79 95
  • Móvil: 605 285 684
  • Email: fadeoficinasecretario@gmail.com

Buscar en esta web

SIGUENOS EN FACEBOOK

Facebook Pagelike Widget